Edificando el Patrimonio Contemporáneo: The Kumamoto Artpolis Project

Building the Contemporary Heritage: The Kumamoto Artpolis Project

Recibido: 22 de marzo de 2017.
Aceptado: 07 de julio de 2017.
Disponible en línea: 01 de agoso de 2017.

José Martín Gómez Tagle Morales
Doctor en Arquitectura y Urbanismo por la Universidad de Tokio, Japón (2007). Areas de interés: Vivienda Colectiva, Diseño Regenerativo, Reconversión Arquitectónica y Vínculación Académica Internacional. Adscripción: Director del Departamento de Ingeniería, Arquitectura y Diseño de la Universidad Iberoamericana Torreón y Presidente de la Fundación Internacional de Conservación, Urbanismo, Diseño y Arquitectura A.C. Ciudad de México, México. Email:  [email protected][email protected]

Silvia Karina González Salazar
Arquitecta por la Universidad de Monterrey, México. Candidata a Maestra en Arquitectura por la Universidad de los Andes Bogotá, Colombia. Socia fundadora de la Fundación Internacional de Conservación, Urbanismo, Diseño y Arquitectura A.C.. Miembro del Colectivo Internacional M8. Reconocida con la beca del ICETEX para extranjeros en Colombia en el periodo 2015-2016 para estudios de posgrado. Experiencia profesional en supervisión de obra en las constructoras STIVA e Intacero y arquitectura de paisaje en la oficina Prohabitat Naturaleza Urbana, en Monterrey, Nuevo León, Mexico. Email: [email protected] / [email protected]

Resumen

Desde hace casi 30 años, en la Prefectura de Kumamoto, Japón, surgió un proyecto de gobierno que mezcló lo antiguo con lo nuevo y fue bautizado con el nombre de Kumamoto Artpolis Project (KAP). En los preceptos de KAP se menciona que “nuevos edificios se yerguen en los estrechos callejones de la traza fundacional de sus pueblos” hilvanando esa relación del urbanismo de la antigüedad y las nuevas construcciones como una solución espacial inseparable. No sólo se pretende convertir toda la Prefectura en un “Museo de Arquitectura Contemporánea” al aire libre, a través de la transformación urbano-arquitectónica y del paisaje de la localidad, sino también lograr que la sociedad perciba su cultura milenaria a través de la contemporaneidad y la vivencia del día a día en esos nuevos espacios. Esto es, sin duda, un acercamiento a la creación de un Patrimonio Arquitectónico contemporáneo que, bajo planes bien estructurados, seguramente logrará sus objetivos. Palabras clave: Japón, Kumamoto Artpolis Project, Patrimonio Contemporáneo.

Abstract

Almost thirty years ago, in Japan´s Kumamoto Prefecture, emerge a government project that mixes the ancient with the contemporary and it was given the name of Kumamoto Artpolis Project (KAP). In the KAP precepts it is mentioned “new buildings stand up in the stretch alleys of the towns historical site” weaving the relationship between ancient urbanism and the new constructions as an inseparable spatial solution. It`s not only pretended to transform the whole Prefecture in an outdoor “Museum of Contemporary Architecture” through the urban-architectural and landscape transformation of the location but also achieve society perceive it´s millenary culture through contemporaneity and experience, in a day to day basis in those new spaces. This is certainly an approach to the creation of a Contemporary Architectural Heritage that, under well-structured plans, will surely achieve its objectives. Keywords: Japan, Kumamoto Artpolis Project, Contemporary Heritage.

Introducción
El impar arquitecto portugués Álvaro Siza Vieira (premio Pritzker 1992) mencionaba que “la tradición es un reto para la innovación” al referirse en la actualidad a la concepción de diseñar con el entorno, la herencia histórica y el bagaje cultural de donde se realiza una obra, creando así una aportación contemporánea con raíces en el pasado. Pero, ¿será que la innovación y la contemporaneidad pueden crear tradición o ser sus herederas por el simple hecho de verse inmersas en su espacio?

Se da casi por entendido que la arquitectura actual, las más de las veces, pretende hacerse notar para demostrar esa innovación, sobre todo creativa, sin querer mostrarse como herencia cultural o patrimonio de manera inmediata, sino como manifestación de la época en la que se desarrolla. En ese sentido nos preguntamos si las edificaciones contemporáneas podrían declararse patrimonio arquitectónico por el simple hecho de seguir la trayectoria milenaria del contexto donde se encuadran, si la sociedad así lo programa, ¿podrían declararse herencia cultural?, ¿podría desgranarse la cultura para reagrupar sus elementos y convertirse en tradición?

Figura 1. Edificio de Gobierno – Kumamoto Kita Koban. Autores: Kazuo Shinohara y Taiko Architects (1990). ® Gómez Tagle Morales.

Diseño Metodológico

Los proyectos emanados de esta iniciativa se estudiarán en el presente texto utilizando la Metodología para Proyectos de Evaluación, la cual tiene como objetivo documentar la información general: propuesta, diseño, desarrollo y resultados “que se orientan hacia un saber relacionado siempre con atributos de eficacia, calidad, eficiencia o impacto” (Hernández Meléndrez, 2006).

Debemos observar que una de las premisas (que sorprende por la versatilidad que casi nunca se le da a un tipo de obra calificada por concurso) es que no existe un estándar determinado en cuanto al diseño, ubicación, uso, inversión o tamaño. Toda obra participa libremente, incluso sea pública o privada.
Con base en esto, la metodología propuesta nos permite documentar el diálogo entre el objeto construido y el espacio urbano en una lista específica con breves comentarios sobre su diseño y datos específicos de las más importantes obras de esta constelación de proyectos. Se pretenden dar a conocer sus atributos y, sobre todo, el impacto global que ha causado la iniciativa per se en la población de la Prefectura de Kumamoto.

Figura 2. Complejo de Viviendas – Kumamoto Municipal Shinchi Public Housing Complex Block D (1995). ® Gómez Tagle Morales.

Estado del Arte
Antes de profundizar en el proyecto, mencionaremos acciones similares en otras partes del mundo durante la época moderna; contemplando que fue en Alemania en donde los principales movimientos congregaron arquitectos para la mejora de ciudades a través del arte, el urbanismo, la arquitectura y el diseño.
Si bien el complejo de la Fagus Werk en Alfeld-Hannover, Alemania, encargada por Carl Benscheidt a Walter Gropius y Adolf Meyer no es precisamente un muestrario de arquitectura internacional, consta de un gran número de edificios en torno a una fábrica de hormas para zapatos ortopédicos. Inicialmente el arquitecto Eduard Werner hizo el diseño del primer edificio de la fábrica (que se encontraba en la factoría de turbinas diseñada por Peter Behrens en 1910) y a partir de 1911 Gropius y Meyer se encargaron del complejo diseñando fachadas, interiores, ampliaciones e incluso el mobiliario del edificio principal.

En Berlín, el proyecto llamado “Siedlungen der Berliner Moderne” consistió en un movimiento de reforma en edificaciones que contribuyó para mejorar las condiciones de las viviendas y la planeación urbana de la ciudad a través de nuevas tipologías, innovación estética, soluciones técnicas y de diseño. Se completaron seis conjuntos de vivienda subsidiadas por el gobierno entre 1919 y 1933.

El proyecto Neues Frankfurt, de vivienda de interés social, congregó, a través de la iniciativa del alcalde de esa ciudad, a 9 arquitectos de la talla de Max Cetto, Walter Gropius y Ernst May, entre otros, a diseñar 12,000 departamentos. El proyecto no sólo se enfocó en la vivienda, sino también en la renovación de los espacios de arte y educación. Tuvo inicio en 1925 y se completó en 1930.

El complejo urbanístico “Weissenhofsiedlung”, bajo la dirección de Mies van der Rohe, congregó en Stuttgart un gran número de edificaciones “de diseño”, básicamente de vivienda. Entre los participantes estuvieron grandes arquitectos, urbanistas y diseñadores como Le Corbusier y Piere Jeanneret de Suiza, Walter Gropius y Bruno Taut de Alemania y Victor Burgeois de Bélgica. El conjunto fue encargado para la Exhibición en 1927 de su promotor: la Asociación Alemana de Artesanos, que congregaba artistas, arquitectos, diseñadores industriales y gráficos y quienes encargaron 21 edificaciones (casi todas de color blanco, excepto 2) que sumaban 60 viviendas diseñadas por 17 arquitectos Europeos.

Otro ejemplo es el “Vitra Campus” de Weil am Rhein en Alemania; en el límite con Suiza y Francia, donde, de 1981 a la fecha, los “Starchitects” del momento —Nicholas Grimshaw, Frank Ghery, Tadao Ando, Zaha Hadid, Álvaro Siza, Jean Prouvé, Richard Buckminster Fuller, Herzog & de Meuron, SANAA y Renzo Piano, entre otros— han construido el mismo número de edificios que la Weissenhofsiedlung, en el emplazamiento que destruyó la mayor parte de los edificios de “Vitra” en los años 50. Además de la arquitectura, “Vitra Campus” muestra diseño industrial y de mobiliario en sus instalaciones, exhibiendo en su museo de Schaudepot proposiciones que van más allá del arte y de la funcionalidad, entre los cuales, por supuesto, se encuentra la colección de Charles & Ray Eames, Verner Panton y Alexander Girard.

En el mundo hispano no podemos dejar de lado el muestrario arquitectónico reconocido mundialmente de la ciudad de Barcelona. Eventos como la Exposición Universal de 1888, la Internacional de 1929, los Juegos Olímpicos de 1992 y el Fórum Universal de las Culturas de 2004, han dado pie a que durante más de un siglo, se hayan unido un gran número de edificaciones de nivel universal a su arquitectura clásica. A las obras de Antonio Gaudí, Josep Maria Jujol y Josep Puig i Cadafalch, se han sumado las de Oriol Bohigas, Ricardo Bofill, Rafael Moneo, Santiago Calatrava, Enric Miralles, Arata Isozaki, Álvaro Siza, Frank Gehry, Bruce Graham, Norman Foster, Jean Nouvel, Herzog & de Meuron, Richard Rogers, Dominique Perrault, Zaha Hadid, Toyo Ito y cientos más. El embellecimiento de las calles, desde la obra urbana de Ildefonso Cerdá hasta las obras escultóricas de Joan Miró, se suman a la gran riqueza artística de esta ciudad.

Un ejemplo más, logrado a través de una Exposición Mundial, en este caso la de 1998, da a Lisboa un atractivo que hoy lo ha convertido en patrimonio cultural y arquitectónico por el proyecto “Parque das Nações”, en el que una zona industrial dinamiza un gran desarrollo urbano con obras de Álvaro Siza, Santiago Calatrava, Skidmore Owings & Merril (SOM), Nuno Costa, Regino Cruz, Peter Chermayeff, Armando Rito, Michel Virlogeux y João Luís Carrilho da Graça, entre otros. Es así un ejemplo del reciclaje de los pabellones, ahora convertidos en universidades, hoteles, malecones, centros comerciales, museos, tiendas, salas de concierto, espacios escultóricos y otros muchos servicios. El muestrario y embellecimiento de los grandes espacios se hace posible gracias a la gran inversión gubernamental y al talento y creatividad de los diseñadores.

En México, durante las últimas décadas, un movimiento para mostrar y acrecentar la arquitectura y espacios de vanguardia de la ciudad de Monterrey, ha sido aporte tanto del gobierno y, sobre todo, de inversiones privadas. Entre museos, torres de departamentos, universidades, casas particulares, infraestructura y edificios públicos, autores como Luis Barragán, Tadao Ando, Zaha Hadid, Ricardo Legorreta, Nora Toscano, Agustín Landa, Mario Pani, Tatiana Bilbao, Nicholas Grimshaw, Enrique de la Mora, Populous (HOK), Norman Foster y Alejandro Aravena, entre otros, están delineando la silueta y patrimonio contemporáneo de la ciudad.
La Prefectura de Kumamoto, como los ejemplos anteriores, inició un movimiento de regeneración urbana en 1988 para revitalizar la cultura y crear un patrimonio atractivo para sus ciudadanos. En Japón, es el primer intento de este tipo.

Figura 3. Kumamoto Prefecture Obiyama Public Housing Complex A. Autor: Shimon Nino (1992). ® Gómez Tagle Morales.

Emplazamiento e Historia

La Prefectura de Kumamoto se encuentra en el centro-oriente de una de las 4 mayores islas de Japón: Kyushu. Se localiza al sur de Japón y contigua a la península de Corea. Su ubicación es también muy cercana a China. Geográficamente cuenta con montañas, volcanes, islas y una directa relación con el mar. Si bien no es comparable en tradición y cultura con Tokio o Kioto, tiene una historia única y arquitectura sofisticada.
Para situarnos en su desarrollo podemos resaltar algunos detalles que han marcado su historia e importancia:
En Kumamoto se encuentra un tercio de los sitios arqueológicos del paleolítico en Japón. El sitio de “Ishinomoto”, en el pueblo de Hirayama, fue fundado hace 30,000 años, es el más antiguo de ese período. Cuenta con 3,800 tumbas antiguas.

En la última etapa del período Heian (+/- 1000 D.C.) surgieron en esa región grupos de samuráis considerados “rurales”, mismos que, posteriormente, en el shogunato Kamakura, protegieron Kyushu de las invasiones mongolas.

En 1481, el clan Kikuchi, un grupo local del período Muromachi, fue el primero en comerciar con Corea, abriendo así un puente de Japón hacia el exterior.

El famoso castillo de Kumamoto, uno de los tres más emblemáticos de Japón (junto con el de Himeji y Nagoya), se inició con una serie de fortificaciones sobre una colina en 1467, tomando su forma arquitectónica actual en 1588. Es considerado impenetrable por el sinnúmero de exitosas resistencias a las que ha sido sometido. Es uno de los mayores complejos arquitectónicos de la época que mide 1.6 km por 1.2 km. Su edificio central alcanza los 30.3 metros de altura y durante la rebelión de Satsuma, en 1877, fue incendiado aunque posteriormente se reconstruyó.

La cultura católica se introdujo a Japón a través de Kumamoto; en 1566 llegó el primer misionero extranjero.
El parque estilo japonés más antiguo de Kumamoto se realizó en 1634 y es llamado Suizenji Koen.
Ante la “rebelión de Satsuma”, en 1888, la armada imperial japonesa se acuarteló en el Castillo de Kumamoto. Y fue desde ahí que inició la guerra contra China por el control de la península de Corea, al igual que la guerra contra Rusia.

Gracias a que las técnicas del “oeste” se introdujeron a Japón por Kumamoto, existen edificios con estilos arquitectónicos que tienen una mezcla sofisticada. El patrimonio de la zona no está desligado de lo extranjero, siendo en su época de lo más nuevo y moderno en relación al país.

Si bien en la Segunda Guerra Mundial la bomba atómica destruyó Nagasaki, población vecina a los límites de la Prefectura de Kumamoto (el fatídico 9 de agosto de 1945), la ciudad de Kumamoto experimentó anteriormente un sinnúmero de bombardeos por parte de los Estados Unidos; la noche del 30 de Junio al 1ro de Julio de 1945 fue el que destruyó e incendió un tercio de la ciudad.

La reconstrucción hace que los habitantes de la Prefectura mezclen lo viejo y lo nuevo. Como lo hemos comentado, desde épocas anteriores sus pobladores tienen un fuerte sentido estético y una liga marcada por el arte y la arquitectura, tanto por su preservación como por su creación.

En 1988 las autoridades de la Prefectura emprendieron la iniciativa del KAP, que busca lograr nuevamente un primer concepto de patrimonio contemporáneo a través de la arquitectura (de autores nacionales y extranjeros) como objetos representativos de su cultura; insertándolos para renovar la identidad local.
Este movimiento fue iniciativa del ex-gobernador de Kumamoto Morihiro Hosokawa (quien después se convirtió en Primer Ministro de Japón); secundado por el teórico japonés Horiuchi Kiyoharu (profesor emérito de la Universidad de Kumamoto); y el afamado arquitecto Arata Isosaki (quien formó parte del movimiento metabolista y cuyo mentor fue Kenzo Tange, premio Pritzker 1987).

En 1993, KAP recibió más de 70 premios internacionales y nacionales por sus muchas contribuciones sociales y culturales. En 1994 ganó el premio Cultural del Instituto de Arquitectura de Japón, por su contribución social y cultural, que es el premio más alto que da la institución. A la fecha, KAP ha generado casi 90 proyectos de diseñadores tanto nacionales como extranjeros.

Si bien en un inicio KAP no fue bien aceptado, esta planeación innovadora y de proyectos arquitectónicos ha logrado, con el tiempo, generar interés local e internacional.

Actualmente la oficina administrativa de KAP se encuentra en la División de Arquitectura de la Prefectura; dentro del Departamento de Ingeniería Civil, con un staff de tiempo completo y con la misma estructura de sus iniciadores; tiene tres comisionados: el gobernador en turno, un académico emérito de la Universidad de Kumamoto y un afamado arquitecto (actualmente es Toyo Ito, premio Pritzker 2013).

Figura 4. Placa del KAP – Museo de Arte Chibajo. Autores: Torres, La Peña y Daiwa Architects (1992). ® Gómez Tagle Morales.

La iniciativa

El primer comisionado del KAP, Arata Isosaki, pensaba en el proyecto como una constelación que uniera “puntos” a través de “líneas” logrando la misma concepción del “verso vinculado japonés” denominado “renga”.
El Haikai-no-renga (canción encadenada o poema ligado) se compone de tres versos con un ritmo de 5-7-5 sílabas sin rima. Y se diferencia del más conocido Haikú por estar determinado por una concepción más espiritual.

Figura 5. Proyecto de Arte del Paisaje – Kahoku. Autores: Ryo Yamada y Ayako Yamada (2001). ® Gómez Tagle Morales.

Como consecuencia de ello, entendemos que si bien la composición del espacio no es totalmente rítmica, sigue un cierto orden fundamental que cuida la introspección de la historia local en el más profundo ámbito de su espiritualidad y, aunque puntos separados, se encadenan uno y otro de manera urbana hasta formar esta constelación de relaciones que configuran una malla uniforme en el contexto del arte y la cultura japonesas.
Considerando que el KAP no sólo entiende la obra antrópica, sino también la naturaleza, historia y el lugar con sus múltiples niveles de vinculación y encadenamiento, las intenciones y premisas de su creación son tan variadas como dirigidas, incluso el gobierno programa a través del KAP:

Hacer de la Prefectura un centro global y turístico.
Unir metrópolis, pequeñas islas e incluso pueblos minoritarios a través de grandes obras basadas en la tradición japonesa.

Heredar a las futuras generaciones un desarrollo local, creando un entorno de calidad arquitectónica y espacial.
Mejorar la cultura ciudadana a través de la creatividad y sensibilización sobre el diseño ambiental.
Dotar de infraestructura y congregar a sus residentes revitalizando sus comunidades de origen, apoyando el desarrollo de las localidades y creando un entorno de alta calidad arquitectónica y espacial.

Figura 6. Vivienda contemporánea – Kumamoto Prefecture Hotakubo Daiichi Public Housing Complex. Autor: Riken Yamamoto (1991). ® Gómez Tagle Morales.

Efectos y resultados

La pretensión de obtener un patrimonio contemporáneo a través de esta iniciativa posiblemente se irá derivando en resultados palpables con el paso del tiempo, sin embargo hay varios ejemplos de la eficacia e impacto que se puede medir fehacientemente.

Monumentos culturales y espacios históricos pertenecientes a la Villa de Yatsushiro, a los cuales no se les presentaba mucha atención, ahora son visitados como efecto colateral de quienes visitan el nuevo museo, obra del Arquitecto Toyo Ito, en el centro de la ciudad.

El Museo del Teatro de las marionetas de Bunraku, en la pequeña Villa de Seiwa (con apenas 3,800 habitantes), atrae cada año más de 100,000 visitantes, generando un importante movimiento en la economía local a través de la constante necesidad de atención del sector turístico.

La difusión del proyecto, en las esferas de la arquitectura y el diseño, provoca un gran movimiento al desarrollar el Premio “Artpolis Advancement Prize” que reconoce la excelencia y originalidad de los proyectos, mismos que han sido exhibidos en Francia, Alemania, Holanda y España, entre otros.

En el área educativa, la concientización del patrimonio y la inclusión comunitaria se da a través del programa “KAP Education Travel”, que consiste en viajes educativos en los que se pretende “aprender a ver la arquitectura de Kumamoto” y son dirigidos a infantes y adultos mayores.

Las anteriormente olvidadas tumbas ancestrales de la Prefectura ahora reciben un singular interés gracias al “Prefectural Decorative Tumulus Museum”, diseñado por el renombrado Arquitecto Tadao Ando (premio Pritzker 1995), la fundación de este museo no necesariamente ha mejorado la economía en esa región, pero ha proyectado la historia, cultura y entorno, con el consecuente orgullo y acercamiento al origen de la localidad.
En el aspecto de funcionalidad de carácter público se cuenta con un gran número de proyectos de vivienda colectiva, edificios municipales, de policía, baños públicos, paradas y estaciones de transporte, canales de aguas residuales, puentes, centros comunitarios, etc., que dan servicio a un gran número de pobladores.

Figura 7. Prefectural Decorative Tumulus Museum. Autor: Tadao Ando (1992). ® Gómez Tagle Morales.

Figura 8. Proyecto de Paisaje Urbano – Shirakawa Bridge Landscaping. Autor: Kasuko Fujie (1992). ® Gómez Tagle Morales.

Figura 9. Vivienda Pública – Kumamoto Municipal Shinchi Public Housing Complex. Autor: Kunihiko Hayakawa (1991).® Gómez Tagle Morales.

Conclusiones
KAP-Modificando el presente del pasado
Según ICOMOS el valor que puede adquirir un inmueble puede ser emocional o cultural, físico o intangible, técnico o histórico. De ahí que, al pasar de los años, ciertos edificios (o las ruinas de éstos) pudieran lograr un valor más allá del original, convirtiéndose, con el paso del tiempo, en patrimonio arquitectónico contemporáneo o simplemente una herencia inmediata.

Mencionábamos en la introducción las palabras del Arquitecto Álvaro Siza Vieira: “la tradición es un reto para la innovación”, y es verdad que la aportación del presente hacia el pasado hace que el momento en que vivimos se conforme de elementos tanto antiguos como nuevos dentro de un diálogo mutuo.
Kumamoto Artpolis Project es, sin duda, una aproximación para verificar que la sociedad requiere de un acercamiento a un entorno estético y de valor cultural que, en este caso de estudio, ha sido iniciativa gubernamental con una exitosa aplicación tanto pública como privada.

Abrir los edificios a la visita de propios y extraños como parte de recorridos culturales y turísticos muestra que la herencia arquitectónica prevalece como un atractivo que dinamiza la economía y manifiesta socialmente el emblemático valor histórico de una sociedad.

Bibliografía

ARQHYS Arquitectura. (2012). Patrimonio arquitectónico. Revista ARQHYS. Recuperado de http://www.arqhys.com/construccion/patrimonio-arquitectonico.html
Gomez Tagle, J. (6 de Mayo 2003). クマモトアートポリス [diapositivas de Power Point]. Graduate School of Science and Engineering, Kagoshima University. Kagoshima, Japón.
Kumamoto Artpolis Guidemap and Catalogue. (2012). Architectural Division, Kumamoto Prefectural Government. Kumamoto, Japón. Publised by The Office for Kumamoto Artpolis.
Waterton, E., & Watson, S. (2015). The Palgrave Handbook of Contemporary Heritage Research. London, UK. Publisher Palgrave Macmillan.

Visitas (37)